Portal Denuncias
Sin categoría

Diez años en SinEmbargoMX – SinEmbargo MX

“El periodismo es crítica”Foto: Shutterstock.

                                          + Crítica permanente

+ Periodismo militante, nunca

Cuando López Obrador ganó la presidencia en 2018, el periodismo mexicano se dividió en tres grandes bloques:

Quienes hemos sido críticos permanentes del poder político-presidencial y actualmente seguimos siendo críticos, ahora con AMLO, en un ejercicio de congruencia y ética periodística; quienes eran furibundos críticos con el PRI y el PAN pero que hoy decidieron arrodillarse con AMLO-4T, incapaces de enderezarles un cuestionamiento ante el desastre de gobierno que hoy enfrenta México; y aquellos que con el priismo y panismo fueron sumisos y callaron abusos, pero que hoy de pronto recordaron que también hay que ser críticos y lo hacen de manera súbita e inesperada .

El periodismo es crítica.

Crítica permanente, sin importar qué partido o qué político esté en la Presidencia de México. El periodista libre debe cuestionar al poder en turno sin imperar simpatías propias, intereses políticos o ideologías personales. La crítica está en blanco y negro, sin colores partidistas.

Por convicción propia y formación profesional, decidí permanecer en el primer bloque: ser crítico permanente del poder, como siempre lo hemos sido, ahora depositado en López Obrador. No tendría que ser de otra manera. No lo concibo de otra forma. Y así me ha ido muy bien en todos los aspectos.

Otras plumas y voces decidieron arrodillarse, empinarse ante AMLO y la 4T. Se les olvidan dos cosas: que el sexenio se acaba y que su condición de periodistas lacayos del poder les quedará para siempre, tatuada en la frente.

Cosa curiosa: algunos periodistas se autoproclaman “dignos” porque, dicen, jamás han recibido dinero alguno del erario y se dan patéticos baños de pureza, pero hoy claudican sus plumas y voces al servicio del régimen obradorista. Mienten y se confunden: tan corrupto es el periodista que recibe de mano a mano dinero político, como el que prostituye su pluma a la orden de un poder político y la vuelve dócil y sumisa, incapaz de criticar o de cuestionar al poderoso en turno por temas ideológicos o de interés personal. Tan corrupto es quien recibe dinero oscuro como el que muta en lacayo periodístico del Presidente o del partido actual en el poder. No se equivoquen: son iguales de corruptos.

Cumplí este mes de mayo diez años de escribir en SinEmbargoMX. Jamás he dejado de escribir mi columna. La libertad periodística no es dádiva ni favor especial del medio en turno. La libertad de la pluma es constante búsqueda personal, no concesión mediática. Y esa libertad siempre la he impuesto, escriba donde escriba. La libertad se busca, no se obsequia.

Escribí durante varios años, al mismo tiempo, “Archivos del Poder” en Excélsior martes y jueves, y esta “Red Pública” en SinEmbargoMX los miércoles. En ambos medios, frente a la computadora, siempre bajo la misma premisa: informar, analizar, comprobar, denunciar, sin difamar ni mentir ni inventar, sin autocensura ni mucho menos interés personal. El interés público, el de los lectores, es lo que me ha motivado. Que mi columna – les guste o no lo que escribo-, aporte valías periodísticas al lector y a la opinión pública, sin trampas ni engaños. Hoy sólo escribo en este prestigiado diario digital.

Nunca he escrito una columna para agradar a nadie.

Moreno-Durán tiene algunos amigos muy cercanos y queridos, hermanos de vida. Muchos conocidos también, infinidad de ellos. Decenas de contactos e informantes. Cierto. El periodista tiene amigos. Pero la columna no tiene amigos. No estoy para complacer a nadie.

O como cuando salí de Excélsior y escribí:

“Si en la búsqueda de libertades se cierran los espacios, primero se acaban los espacios que las propias libertades”.

Gracias, lectores, por hacer de esta columna, semana a semana, una de las más leídas del país. No lo digo yo. Así lo indican las mediciones. Trataré de cada día ser mejor, con información que sea precisa, comprobada y útil. Les guste o no a muchos.

Y a quienes al pie de mi columna sólo insultan, agreden y difaman, por favor síganlo haciendo: así contribuyen a ser el más leído y comentado en SinEmbargoMX. Continúen fortaleciendo mi columna. Se los aprecio.

Aquí seguiremos todos los miércoles tratando de aportar al periodismo crítico, libre y con credibilidad, sin importar nombre o partido que gobierne. Así lo hemos hecho siempre. Los políticos se van. Los periodistas nos quedamos.

Primeros diez años. Vamos por muchos más.

Gracias, lector, por seguirme leyendo.

Gracias, amado periodismo.

TW @_martinmoreno

FB / Martín Moreno-Durán

[email protected]

 

 

 

Martín Moreno-Durán

Periodista. Escritor. Conductor radiofónico. Autor de los libros: Por la mano del padre. Paulette, lo que no se dijo. Abuso del poder en México. Los demonios del sindicalismo mexicano. El Derrumbe Retrato de un México fallido. El Caso Wallace. 1/Julio/2018: Cambio Radical o Dictadura Perfecta, y de la novela Días de ira.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Los feminicidios de Ciudad Juárez: 30 años

Portal Denuncias

Crecer con prosperidad: lo que México necesita

Portal Denuncias

Un ataque contra conductores de Racers en San Vicente, BC, deja al menos 10 muertos

Portal Denuncias