Portal Denuncias
Sin categoría

Juez suspende apertura de juicio oral contra Lozoya y su madre por el caso Odebrecht

Ciudad de México, 3de marzo (SinEmbargo).– El trámite de apertura del juicio oral del caso Odebrecht contra Emilio Lozoya Austin y su madre Gilda Margarita Austin y Solís fue suspendido por el Juez federal Gerardo Alarcón López.

El juzgador de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte suspendió el auto de apertura de juicio que dictó el 13 de marzo contra Lozoya y su madre porque así lo prevé el artículo 472 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Emilio Lozoya. Foto: Cuartoscuro

En esa audiencia intermedia del 13 de marzo, la Fiscalía General de la República (FGR) pidió formalmente al Juez imponerle al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) una condena de 46 años con 6 meses de prisión por los delitos de asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho, y 21 años con tres meses de cárcel a su madre, Gilda Margarita Austin y Solís, sólo por los primeros dos delitos.

Además, se ratificó que el monto de la reparación del daño que debe pagar el exfuncionario sea de 7 millones 336 mil 351 dólares.

La FGR y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) le solicitaron al Juez en esa ocasiónque no dictara la apertura de juicio en la audiencia intermedia, ya que ambas instituciones iban a impugnar la exclusión de varias pruebas que ofrecieron contra Lozoya y era muy probable que en instancias judiciales posteriores se ordenara reponer el procedimiento.

La suspensión que concedió este viernes el Juez imposibilita a Lozoya para firmar un acuerdo reparatorio y un criterio de oportunidad para conseguir la inmunidad penal y salir de la cárcel, peor podrá hacerlo cuando un Tribunal Colegiado de Apelación o un Colegiado Penal revoquen la apertura de juicio y ordenen reponer el procedimiento.

Miguel Ontiveros, abogado de Emilio Lozoya. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

RETIRAN PRISIÓN DOMICILIARIA A MADRE DE LOZOYA

El mismo Juez Gerardo Genaro Alarcón López modificó la medida cautelar de prisión domiciliaria impuesta a Gilda Margarita Austin y Solís.

Ante ello, luego de tres años cuatro meses y 28 días de prisión domiciliaria, la madre del exfuncionario federal podrá salir de su domicilio particular -ubicado en la Alcaldía Tlalpan-, pero deberá portar un brazalete electrónico y tendrá vigilancia policiaca permanente, además de que está impedida a salir de la Ciudad de México (CdMx).

El Juez de control determinó lo anterior debido a la edad de Austin y Solís, con base a un decreto firmado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el 10 de enero de 2023, a través del cual se incorporó al orden jurídico nacional la Convención Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de Personas Adultas Mayores, el cual fue firmado por México en 2015, y obliga al Estado firmante a proteger los derechos de los adultos mayores libre de violencia.

Luego de más de 11 horas de audiencia, Alarcón López dejó vigente la medida cautelar de no salir del país sin orden judicial. Asimismo, el Juez de control dio de plazo tres días hábiles para la colocación del brazalete electrónico a costa de la imputada.

Antes de que le fuera quitada la medida cautelar de prisión domiciliaria en el proceso que enfrenta por el caso Odebrecht, la mujer pidió la palabra para dirigirse a Alarcón López, a quien le comentó que estaba a punto de cumplir cuatro años de “arraigo domiciliario” y que había sido testigo de la violencia contra su familia, durante los más de mil días que había permanecido en prisión domiciliaria.

“En todos estos años he estado en cinco cárceles y he visto la colaboración de mi hijo también con las autoridades y también he sido testigo de la violencia contra mi familia y no estoy segura de cómo va a terminar esto”, indicó Austin y Solís.

“En las condiciones físicas y mentales en las que me encuentro no represento un riesgo para la Unidad de Inteligencia Financiera [UIF], para Pemex y el Gobierno. Busco condiciones para enfrentar esta situación de mi hija, mi nuera e hijo, que es testigo colaborador y que fue injustamente encarcelado”, señaló la madre de Lozoya Austin.

“Si me dejara salir, lo visitaría en prisión [a su hijo], atendería mi salud, podría ser un apoyo y no sería una carga, porque es el derecho que toda madre tiene”, declaró Austin y Solís. Después, tras escuchar que el juez de control le retiró la medida cautelar de prisión domiciliaria, pero ordenó colocarle un brazalete electrónico, que no puede salir de la Ciudad de México, y que contará vigilancia policial las 24 horas del día a donde quiera que vaya, la mujer expresó al juez no estar de acuerdo.

Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, busca suspender la apertura del juicio para mantener viva la posibilidad de lograr un acuerdo reparatorio y un criterio de oportunidad. Foto: Rodolfo Angulo, Cuartoscuro

“No me parece que tenga a la guardia vigilando, me va a causar más estrés […] Hay cosas de mujeres que tengo que hacer, me parece terrible. ¿Qué puedo hacer? El hecho de que una persona nos esté vigilando me pone terrible”, le dijo la madre del exdirector general de Pemex, de 75 años de edad, a Alarcón López.

Tras conocer el cambio de medidas cautelares, la Fiscalía General de la República (FGR) anunció que apelará la decisión del juez de control, ya que consideró que la madre de Lozoya Austin, cuenta con los medios económicos para evadirse de la justicia.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Lorenzo, el INE y la oligarquía

Portal Denuncias

Vivir Quintana llevará la lucha feminista a los escenarios de Vive Latino 2023

Portal Denuncias

#ÚltimaHora – Moreira exhibe a Calderón – Líder priista dice que expresidente obligaba a firmar contratos si pedían el Ejército

Portal Denuncias