Portal Denuncias
Sin categoría

Piden justicia en Durango – Las muertes por meningitis llegan a 35. Familias ven corrupción y alistan una marcha

Este lunes las víctimas mortales por un brote de meningitis micótica que se detectó desde noviembre de 2022 en Durango llegaron a 35. Hasta el momento hay tres personas detenidas por su presunta responsabilidad en tal emergencia sanitaria, pero mientras los familiares de los pacientes afectados por dicha enfermedad exigen justicia, todavía no hay claridad de cómo surgió el brote y, por lo tanto, en quienes recae la responsabilidad del mismo, según han señalado ellos mismos.

Ciudad de México, 7 de febrero (SinEmbargo).– “Mi hija fue víctima de la corrupción, de la avaricia de muchos, de la corrupción de este estado y país”. El reclamo lo hizo el pasado fin de semana la madre de Lizbeth Jocelyn Zavala, una de las mujeres que ha fallecido a causa del brote de meningitis micótica en el estado de Durango, una crisis sanitaria que persiste en dicha entidad desde el pasado mes de noviembre y ante la cual las familias prevén movilizarse el próximo 10 de febrero.

Hasta el martes, 35 personas –34 de ellas mujeres– han perdido la vida. Los deudos han reclamado respuestas a las autoridades del estado, que este día dieron a conocer la detención de los primeros tres responsables: el extitular de la de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado Durango (Coprised), un anestesiólogo y una verificadora sanitaria

Con pancartas y al grito de: “Meningitis: una enfermedad provocada”, los familiares de Lizbeth, una mujer de 23 años de edad, quien falleció dos días antes, el miércoles 1 de febrero, aprovecharon el acto fúnebre para exigir a las autoridades del estado justicia por el contagio de meningitis a decenas de pacientes en cuatro clínicas privadas de Durango.

Como Lizbeth Jocelyn, otras 34 personas han perdido la vida de noviembre a la fecha. El último deceso ocurrió este 6 de febrero. La víctima fue Martha Esmeralda, originaria del municipio de Canatlán, y quien se encontraba hospitalizada desde noviembre de 2022 en el Hospital General 450 donde falleció la mañana del lunes luego de que dio a luz en agosto en el hospital del Parque.

Hasta el momento, la Secretaría de Salud en Durango tiene confirmados un total de 79 casos de meningitis micótica, de los cuales han perecido 35 de los pacientes contagiados. Además, aún hay nueve pacientes hospitalizadas: una en la clínica Santiago Ramón y Cajal del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado; tres en la clínica 61 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Torreón, Coahuila; y cinco en el Hospital General 450, de las que dos están en terapia intensiva.

Pese a que la dependencia considera que lo más fuerte de esta emergencia sanitaria ya pasó, las muertes siguen ocurriendo, por ello, familiares de las víctimas se están organizando para manifestarse el próximo viernes 10 de febrero para exigir justicia por las víctimas del brote, del que no se sabe con certeza cómo inició y por el cual detuvieron a tres personas el martes 7 de febrero.

El mismo día de las detenciones, María Felicitas, mamá de la víctima número 34, dio a conocer que el viernes a las 16:30 horas habrá una marcha en la Durango capital en la que participarán la mayoría de las familias de las víctimas del contagio, así como quienes se quieran sumar, la cual tiene un propósito: que el Gobierno los voltee a ver y “que empiecen a trabajar en el caso”, al que calificó de “crimen masivo”.

“Con el movimiento que estamos organizando para el viernes, esperamos que el Gobierno voltee a vernos y que empiecen a trabajar en el caso, que nos den respuestas, eso queremos porque hasta el momento no nos las han dado”, comentó la mujer en entrevista para Radio Fórmula, en donde enfatizó que “será una movilización exigiendo resultados”.

El propio Gobernador Esteban Villegas dijo que las familias están en todo su derecho a manifestarse. “Yo haría a lo mejor lo mismo o más porque no es cualquier tema y no es un tema menor. O sea, murieron personas. Yo les diría que tiene todo mi apoyo y todo mi respaldo”, declaró este día el mandatario.

El Gobernador Esteban Villegas . Foto: Especial.

EL ORIGEN DE LOS CASOS

Fue a principios del mes de octubre del 2022 cuando autoridades sanitarias de Durango detectaron varios casos de meningitis. El 1 de noviembre ocurrió el primer deceso derivado de este contagio. La víctima fue una mujer originaria del municipio de Tepehuanes y, conforme pasaron los días, los casos detectados y los fallecimientos fueron aumentando de manera progresiva, principalmente mujeres jóvenes que se sometieron a procedimientos ginecobstétricos, en su mayoría cesáreas.

El único deceso que se ha presentado en un hombre hasta ahora ocurrió el 23 de noviembre de 2022, el resto han sido mujeres, quienes se atendieron en cuatro clínicas privadas: el Hospital del Parque, el Santé, el Dickava y el San Carlos, tras lo cual presentaron síntomas de la enfermedad, que de acuerdo a las autoridades sanitarias fue provocada por un hongo, por lo que se procedió a la clausura de los nosocomios implicados.

No obstante, a la fecha las investigaciones no han arrojado un diagnóstico preciso, ya que en un primer momento se consideró que la anestesia utilizada en los procedimientos quirúrgicos a los que las pacientes infectadas fueron sometidas, estaba contaminada con dicho hongo, el Fusarium solani, pero las investigaciones desecharon esta hipótesis tras una serie de análisis al medicamento.

El 25 de noviembre de 2022, la Secretaría de Salud federal emitió un comunicado en el que señaló que el brote de meningitis estuvo relacionado con los procedimientos anestésicos utilizados en los hospitales locales. “Esta enfermedad no se contagió de persona a persona”, precisó la dependencia en su mensaje. “Se trata de una infección directa en el sistema nervioso central a través de procedimientos anestésicos”, agregó.

Y aunque la dependencia federal atribuyó el brote a contaminación, se abstuvo de precisar responsables, ya que consideró que era demasiado pronto para decir si la sustancia anestésica en sí, o la forma en que se manejó, fue la culpable de las infecciones. Incluso el Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, consideró que “sería especulativo atribuir los casos a los frascos fabricados, almacenados o al uso mismo del anestésico en los pacientes”.

Sin embargo, tras una serie de análisis y de comprobar que el brote de meningitis sólo se presentó en cuatro clínicas ubicadas en Durango, pese a que el fármaco se distribuye a nivel nacional e internacional, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) descartó que la bupivacaína, producida por la farmacéutica Pisa, estuviera contaminada de origen y con ello de los contagios por dicha enfermedad.

Fue el 29 de noviembre cuando las autoridades obtuvieron los primeros resultados científicos y de laboratorio que determinaron que la causa detrás de la meningitis fueron los procedimientos aplicados. El dictamen fue necesario para establecer la causa de la enfermedad y estar en condiciones de judicializar la carpeta de investigación.

Por ello, a inicios de diciembre de 2022, la Cofepris realizó una serie de inspecciones en las clínicas relacionadas con el brote de meningitis, en donde halló diversas irregularidades, como la presencia de hongos y bacterias, incorrecto almacenamiento de los fármacos e incluso uno de los nosocomios, el Dickava, no contaba con la licencia correspondiente para su funcionamiento.

A partir de lo anterior se resolvió cerrar los cuatro hospitales y embargar de manera precautoria 17 bienes, entre ellos, los mismos hospitales, para garantizar la reparación del daño a las víctimas. El 5 de diciembre, la Fiscalía de Durango emitió siete órdenes de aprehensión en contra de quienes eran dueños y administradores de las clínicas privados en donde se atendieron los pacientes contagiados previo al desarrollo de síntomas de meningitis, pero los señalados se dieron a la fuga.

Las órdenes de captura se giraron contra Guillermo “N”, Sandra Idanes “N”, David “N”, Ilse Janet “N”, José Miguel “N”, Dora Manuela “N” y Luis Carlos “N”. Todos ellos se encuentran actualmente prófugos de la justicia, por lo que la FGE pidió colaboración de la Fiscalía General de la República (FGR), Interpol, el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para su captura.

Las órdenes de aprehensión son por los delitos de homicidio y lesiones agravados debido a los procedimientos quirúrgicos de bloqueo practicados que habrían derivado en la enfermedad que actualmente afecta a los pacientes atendidos.

Tras estas indagatorias, la Fiscalía de Durango apunta a un nuevo sospechoso del brote de meningitis en el estado: el Hospital del Parque, lugar de donde habría surgido el hongo causante de la infección y en donde se atendieron 61 de los 79 pacientes contagiados por el mismo, y de ahí se habría diseminado a otras tres clínicas a través del manejo negligente de medicamento.

Los implicados en la emergencia sanitaria. Foto: Captura de pantalla.

El 2 de febrero, cuando Sonia Yadira de la Garza, titular de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Durango, señaló que presuntamente el Hospital del Parque sería el lugar en donde se originó el brote de meningitis micótica, ya que de los 79 casos de contagios que se tienen contabilizados a la fecha, 61 fueron intervenidos en dicho lugar, por lo que, consideró, como evidente que en esa clínica se originó el brote.

En entrevista con El Sol de Durango, la funcionaria estatal no descartó la corresponsabilidad de los médicos al manipular de manera negligente los medicamentos, por lo que, adelantó, la dependencia a su cargo ya está llevando a cabo una investigación para determinar si los anestesiólogos que laboraban en el Hospital del Parque y pudieran estar relacionados con pacientes de las otras clínicas.

Mientras tanto, este martes las autoridades del estado dieron a conocer la detención de tres presuntos implicados en la muerte de las 35 personas. Se trata del extitular de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado Durango (Coprised), un anestesiólogo y una verificadora sanitaria, así lo confirmó Esteban Villegas Villarreal, Gobernador de la entidad.

En conferencia de prensa, el Gobernador Villegas detalló que Joaquín “N”, extitular de la Coprised, fue el presunto responsable de autorizar las licencias a los cuatro hospitales privados que estarían involucrados por los casos de la meningitis, pese a que el exfuncionario no tenía los requisitos para autorizar las licencias, pues no tenía cédula profesional ni título.

“La Ley marca que tiene que ser médico, además de tener título y cédula. Hay un reglamento en el que puede ampararse donde dice que no tiene que ser médico, sólo que tenga título, pero ni título tenía. Eso es cárcel directa por usurpación de funciones. Imaginen todo lo que firmó”, dijo en conferencia de prensa.

El anestesiólogo Omar “N” y Guadalupe “N” también fueron detenidos por uso indebido del servicio público y homicidio, relacionados con los casos de meningitis, al primero la Fiscal De la Garza lo señaló como presunto responsable de los casos de meningitis por hongo, al ser el único involucrado en la atención de pacientes en los cuatro hospitales privados. Las tres personas fueron internadas en el Cereso 1 de Durango, y puestas a disposición del Juez de control para que éste determine su situación.

– Con información de AP

Nora Nancy Gaspar Resendiz

Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Juez en Perú ordena 2 años y medio de prisión preventiva a la cuñada del Presidente

Portal Denuncias

Colectivos piden justicia – Rosario, madre buscadora de Sinaloa, es asesinada en el Día de las Desapariciones

Portal Denuncias

14 hospitales del IMSS, entre los mejores del mundo, según ránking de NewsWeek

Portal Denuncias