Portal Denuncias
Sin categoría

¿Podrá Guadiana ahora sí? – Candidato de Morena en Coahuila enfrenta al PRIAN, el fuego amigo y su propio pasado

Armando Guadiana Tijerina compite por segunda ocasión como candidato a gobernador abanderado por el partido Morena; la primera vez fue en 2017, en la que quedó en tercer lugar contra el priista Miguel Riquelme, quien resultó ganador y el panista José Guillermo Anaya Llamas, que se ubicó en segundo lugar.

Ciudad de México, 15 de abril (SinEmbargo).- Una de las aspiraciones políticas más importantes del empresario minero y Senador con licencia Armando Guadiana Tijerina ha sido ser gobernador de su estado natal, Coahuila, una entidad que no ha conocido la alternancia política. A sus 77 años de edad, Guadiana Tijerina va por la revancha, pero enfrente tiene a la alianza de PRI y PAN, y sobretodo a los aliados del oficialismo: el PT y el Verde.

La primera vez que Armando Guadiana compitió por la gubernatura con Morena fue en 2017, en la que quedó en tercer lugar con tan solo un 11.91 por ciento de votación, frente al 38.90 por ciento obtenido por el priista Miguel Riquelme, quien resultó ganador, y el 36.40 por ciento del panista José Guillermo Anaya Llamas, que se ubicó en segundo lugar.

Guadiana Tijerina carga a cuestas una trayectoria controvertida y polémica por su gestión como empresario minero, su origen en el PRI y su desempeño como Senador. También ha sido acusado de enriquecimiento ilícito y de tener conflictos de interés en su participación en la industria minera, señalamientos que siempre ha negado.

Su elección como el candidato de Morena generó una disputa dentro de la llamada Cuarta Transformación, cuando Ricardo Mejía Berdeja, exsubsecretario de seguridad en el gobierno federal, optó por romper con el partido guinda y buscar la gubernatura bajo el cobijo del Partido del Trabajo. Incluso, el descontento con la elección del partido guinda provocó que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado de Morena a nivel nacional, se alejara de su proyecto en Coahuila.

Además, las encuestas tampoco favorecen al empresario minero y taurino, pues lo ubican en segundo lugar de las preferencias. Tal como se muestra en la más reciente encuesta publicada el pasado 10 de abril por Enkoll para el periodico El Universal, en la que Manolo Jiménez, de la alianza PRI, PAN y PRD, encabeza las preferencias, con un 46 por ciento de intención del voto, sobre el aspirante de Morena, Armando Guadiana, quien acumula apenas un 37 por ciento de intención de voto. En tercer lugar, se ubica Ricardo Mejía Berdeja con una intención del voto de 11 por ciento y en, cuarto lugar, Evaristo Lenin Pérez, de PVEM, con un 6por ciento.

Y aunque el pasado 31 de enero el periódico El Financiero publicó una encuesta en la que señalaba que la carrera en Coahuila iba “pareja” entre Armando Guadiana y Manolo Jiménez, con un empate estadístico, pues registraban una intención de voto del 43 y 41 por ciento, respectivamente, lo cierto es que la mayoría de los sondeos son encabezados por la Alianza Va por México, del PRI, PAN y PRD.

Debido a que la Alianza Va por México va a la delantera en los sondeos, el pasado 12 de abril,  Mario Delgado Carrillo, dirigente nacional de Morena, llamó al voto útil en Coahuila. Durante una conferencia de prensa, el dirigente aseguró que “sería una muy mala noticia para el pueblo de Coahuila que los priistas llegaran a cien años de malos gobiernos”.

Además, llamó a la población a consolidar este cambio votando por Morena, ya que votar por el PT o el Verde en esta ocasión sería ayudar al PRI.

Delgado Carrillo destacó que ambos partidos, el PT y el Verde, decidieron ir por su cuenta, a pesar de que Morena insistió en la importancia de trabajar juntos. A su parecer, unir esfuerzos es crucial para no defraudar a la ciudadanía y encaminar a Coahuila hacia un destino diferente.

El estado de Coahuila cuenta con una lista nominal de electores en Coahuila de 2 millones 323 mil 536 ciudadanos inscritos, es decir, personas con credencial para votar vigente.

Morena llega sin alianza a Coahuila, donde las encuestas dan ventaja a la alianza Va por México. Foto: Twitter Armando Guadiana.

¿QUIÉN ES ARMANDO GUADIANA?

Guadiana Tijerina es un ingeniero originario de Múzquiz, donde nació en marzo de 1969. Ha ocupado distintos puestos en su trayectoria política, entre los que destacan ser miembro de la Asociación de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, consejero de la Cámara Minera de México. En la actualidad, Armando Guadiana Tijerina es Senador con licencia.

El también empresario taurino inició su carrera política muy joven, ingresando a las filas del PRI en el año 1969, partido en el que perduró por 43 años, hasta el 2012, en el que salió luego de confrontarse con Humberto Moreira.

En su carrera como funcionario público, Guadiana fue Director General de Catastro del Estado de Coahuila de 1971 a 1973, durante el periodo del entonces gobernador Óscar Flores Tapia. Ese cargo le permitió llevar a cabo transacciones relacionadas con tierras, lo que era fundamental en el negocio minero. Durante el mismo sexenio, dejó el puesto para convertirse en Diputado local de la X Legislatura en el Congreso de Coahuila, representando el distrito electoral que abarca la región carbonífera.

Después de dejar el partido tricolor se unió a Morena, donde desempeñó tareas como la promoción de la ciudadanía nacional y los programas del partido en Coahuila. Su importancia dentro del partido aumentó y fue nombrado candidato a la gubernatura en 2017, aunque no logró ganar.

En julio de 2018, Guadiana fue candidato a Senador de Morena por Coahuila y resultó ganador. Pero su desempeño como legislador, en el que ha sido presidente de la Comisión de Energía, también ha sido criticado, pues de acuerdo con los datos oficiales, de los 390 asuntos votados en la LXIV Legislatura, Guadiana estuvo ausente en 117, la mayoría de sus faltas fueron en los dictámenes y en las discusiones.

También, hasta diciembre de 2022, tenía registradas solo tres intervenciones.

Posteriormente, en el año 2021, buscó ser candidato a Presidente Municipal de Saltillo, pero perdió la elección contra el priista José María Frausto, candidato del PRI.

El camino para Guadiana en busca de la gubernatura de Coahuila, no es fácil.
Foto: Cortesía Morena

EL SEGUNDO ROUND

La tarde del 12 de diciembre pasado, Morena daba a conocer que Armando Guadiana Tijerina sería su próximo candidato para la gubernatura del estado de Coahuila. En ese momento, Mario Delgado, presidente del partido, anunció que, después de realizar tres sondeos (uno interno y dos por empresas privadas: Mendoza y Blanco, y Covarrubias y Asociados), el Senador había obtenido la ventaja de más de 10 puntos como coordinador del partido en la entidad del norte del país.

Sin embargo, tras el anuncio, algunos miembros del partido expresaron su descontento con los resultados de las encuestas que llevaron a dicha decisión. Uno de ellos fue Ricardo Mejía Berdeja, que en ese momento aún era subsecretario de Seguridad Pública y Ciudadana, quien también aspiraba a ser candidato y argumentó que los resultados de las encuestas fueron sesgados.

En su cuenta de Twitter, Mejía Berdeja publicó: “Por ahora hay fiesta en el #PRIAN, pero como en el béisbol, hasta que no caiga el último. Por la defensa de la #4T sin cohabitación cómplice con los conservadores y adversarios del proyecto de nación”.

El tuit fue acompañado por dos imágenes de Armando Guadiana junto a figuras de la oposición a la actual administración, incluyendo al actual Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, quien es miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Mejía Berdeja concluyó su publicación con la frase: “No más Moreirato ni alcahuetes del mismo”. Y remató con que el Senador Guadiana es alguien que “jamás critica al PRI ni con el pétalo de una rosa”. Otras voces apuntaron a lo mismo: el pasado priista de Guadiana.

En ese periodo se pensó que el roce y conflicto no escalaría, pues el 15 de diciembre, el Presidente Andrés Manuel López Obrador habló por Ricardo Mejía en Palacio Nacional y anunció que continuará en la SSPC y que lo representará a él en Coahuila para algunos proyectos. Además, dijo que con mucha madurez había aceptado el resultado de las encuestas de Morena en la entidad.

Sin embargo, en enero del presente año, Ricardo Mejía Berdeja dejó su cargo de la SSPC para competir por la gubernatura de Coahuila pero ya no por Morena, sino por el Partido del Trabajo.

Armando Guadiana Tijerina lamentó que Ricardo Mejía Berdeja no “haya respetado las encuestas del partido”, las cuales lo posicionaron en tercer lugar detrás de él y de Luis Fernando Salazar.

En una entrevista realizada ese mismo mes de enero con Los Periodistas, Alejandro Páez y Álvaro Delgado, Guadiana Tijerina señaló que a pesar de esto, los morenistas y aquellos que buscan un cambio verdadero en Coahuila continuarán luchando para lograr este cambio y  que la decisión de Mejía Berdeja de unirse a otro partido solo beneficia al PRI, ya que le quita puntos a Morena y puede ayudar al partido en el poder a ganar las elecciones.

“Realmente nos tiene sin cuidado, los morenistas y la gente que realmente quiere un cambio verdadero en Morena vamos a seguir luchando y vamos a lograr el cambio en Coahuila. Al irse por otro partido lo único que esta haciendo es hacerle el favor al PRI porque a nosotros nos quita algunos puntos, que esperemos no sean suficientes para que nos ganen. Realmente es una pena que le haya ganado la pasión, se le convirtió en una obsesión y la razón no le llegó y entonces no respetó tampoco la palabra que nosotros firmamos en el Comité Ejecutivo de Morena todos los aspirantes. Es una pena que suceda eso en una persona independientemente del partido donde se haga”, destacó.

Además, el aspirante morenista aseguró que el partido no falló en sus procesos de elección de candidatos y que Ricardo Mejía Berdeja no respetó los procesos del partido ni los compromisos que firmó. Asimismo, mencionó que es una pena que una persona independientemente del partido donde se encuentre, haya actuado de esa manera y no haya respetado los acuerdos establecidos en el Comité Ejecutivo de Morena.

Por otra parte, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) también optó por separarse del proyecto de Morena con Guadiana. El 13 de enero anunció que iba a postular como su candidato a la Gubernatura de Coahuila a Evaristo Lenin Pérez Rivera, en coalición con el partido local Unidad Democrática de Coahuila (UDC).

EL PVEM también decidió competir por su cuenta. Foto: Galo Cañas Rodríguez, Cuartoscuro y Twitter, @manolojim

De acuerdo con la información que se dio a conocer en ese momento, al no concretarse una alianza con el Partido del Trabajo (PT), quienes lanzaron a Ricardo Mejía Berdeja, los del Verde confirmaron su coalición con la UDC. En tanto que confirmaba que Lenin Pérez, quien es líder de la UDC, ya había completado su registró ante las autoridades electorales.

Pero esos no fueron los únicos que se alejaron. El 9 de febrero, el exdiputado Luis Fernando Salazar renunciaba su cargo como coordinador de la campaña de Armando Guadiana Tijerina, debido a que señaló que él tenía “una visión de campaña que no es aceptada por tu equipo”, según declaró al medio local RCG”.

No obstante, el coordinador acusó de la presencia de un grupo de expriistas que acompañan al candidato del Partido del Trabajo (PT), Ricardo Mejía, y desplazaron a su equipo de trabajo.

“Entre ellos, los expriistas que vienen recién desempacados del equipo de Mejía y eso a mí me genera mucha incomodidad, es difícil ser la cara de algo y no tener los elementos para responsabilizarse de ellos”, expresó.

 

LOS ESCÁNDALOS DE GUADIANA

En el año 1993, durante el inicio de su carrera empresarial, Guadiana enfrentó estuvo preso en el penal de Topo Chico, en Monterrey, Nuevo León. Esa información fue utilizada por Humberto Moreira, que en el 2012 llamó a Guadiana como expresidiario.

En ese mismo año, el político contestó y señaló que su arresto se trató por un adeudo de carácter mercantil en un periodo en el que sus negocios no iban bien y tuvo que declararse en suspensión de pagos. Sin embargo, en realidad se trataba de una deuda financiera que él se negaba a pagar. Para solucionar el problema, tuvo que cubrir la totalidad de la deuda, lo que resultó en una breve estancia de dos días en el penal de Topo Chico.

Además, el año pasado se señaló en medios de comunicación que Guardiana tenía presuntamente varias investigaciones en su contra, incluyendo una por presunto lavado de dinero en la explotación de minas de carbón, que es su principal negocio. En octubre del año pasado, se presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) y solicitó información sobre la posible investigación, pero no se le reveló nada.

El diario Milenio señaló que las indagatorias eran por delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delincuencia organizada y falsificación de moneda. De acuerdo con ña misma información, se detectaron movimientos irregulares por un total de 273 millones 371 mil 505 pesos a través de transferencias bancarias, pagos domiciliados y operaciones con tarjetas de servicio y crédito entre 2007 y 2020.

Además, su nombre salió a la luz en la investigación periodística global llamada Pandora Papers en 2021, donde se reveló un presunto movimiento de 28 millones de pesos a través de un fideicomiso offshore en un paraíso fiscal. Guadiana habría contratado a un despacho panameño especializado en estrategias de evasión fiscal para realizar la operación. El dinero se detectó en acciones de una firma registrada en las Islas Vírgenes Británicas. Guadiana rechazó los señalamientos a través de su cuenta de Twitter, diciendo que se trató de un fideicomiso que operó de 2007 a 2014 y que desapareció con aviso a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

En septiembre de 2020, el periódico El País publicó que cuatro empresas vinculadas al Senador eran proveedoras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo que apuntaba a un conflicto de interés ya que Guadiana es presidente de la Comisión de Energía del Senado.

Aunque el Senador negó tener negocios con el Gobierno federal desde hace cuatro años, El País halló que al menos cuatro empresas asociadas a él o a su familia aparecen entre las potenciales beneficiarias de una solicitud de compra realizada por la CFE.

Las empresas en cuestión son Carbón Mexicano, Zapaliname, Río Álamo y Minera 2G, fundadas entre 1993 y 2005, y tienen su domicilio en Saltillo, capital de Coahuila, o San Juan de Sabinas, municipio ubicado en la región carbonífera, al norte del Estado. Guadiana aseguró que no tiene ningún conflicto de interés en la Comisión por la compra venta de carbón.

Pero, además, el ser empresario carbonero y dueño de la ganadería taurina “La Cardona” en Saltillo desde 2006, así como de la ganadería “De Guadiana” en Mazapil, Zacatecas, desde 2009 – según consta en los registros de la Asociación Nacional de Criaderos de Toros de Lidia– también le ha valido críticas a Guadiana.

Armando Guadiana en su cierre de precampaña en la Plaza de Toros de Saltillo. Foto: Campaña de Armando Guadiana.

De acuerdo con una investigación de SinEmbargo, a finales del año pasado, a pesar de la prohibición de las corridas de toros en Coahuila desde 2015, Guadiana ha expresado su apoyo a la tauromaquia en varias ocasiones: en mayo de 2020, publicó un video lamentando la prohibición en Coahuila y prometiendo que pronto volverían a celebrarse corridas de toros en Saltillo y en todo el estado.

En octubre y noviembre de 2021, en asociación con el líder sindical taurino Pedro Haces y el empresario José Aguirre, Guadiana organizó corridas en el Monumental de Zacatecas como parte de la “celebración” por el gobernador David Monreal. En una conferencia de prensa para anunciar los eventos, afirmó que seguiría apoyando las corridas de toros desde el Senado.

Antes de unirse a Morena, en 2012, Guadiana se opuso a la intención del Gobierno de Coahuila de prohibir la tauromaquia, argumentando que se perderían empleos en los ranchos y las plazas. En ese momento, presentó una iniciativa ciudadana ante el Congreso local respaldada por la plaza de toros, haciendas taurinas, ganaderos y aficionados, para que las corridas fueran declaradas patrimonio cultural estatal. Sin embargo, la iniciativa fue rechazada en 2015.

Sugeyry Romina Gándara

Ha trabajado como reportera y fotoperiodista de nota roja en Chihuahua. Los últimos años, ya radicada en CdMx, los ha dedicado a cobertura sobre temas de desaparición, seguridad y víctimas de la violencia.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

#PERFIL | Isabel II, la monarca que no estaba destinada a reinar y lo hizo 70 años

Portal Denuncias

AMLO: Pentágono espía a Fuerzas Armadas; se cuidará información de seguridad nacional

Portal Denuncias

¡Abrígate! Activan doble alerta por bajas temperaturas en 7 alcaldías de la CdMx

Portal Denuncias