Portal Denuncias
Sin categoría

PRI incumple otra promesa – Con 7 años de atraso y 700 millones de pesos gastados, el Metrobús La Laguna no llega

Desde 2014, el Gobierno de Rubén Moreira inició los contratos para crear el Metrobús La Laguna en Coahuila. En 2016, la administración de Miguel Riquelme arrancó las obras. La promesa era que desde 2018 más de 180 mil usuarios gozaran una movilidad barata y digna. Pero casi 700 millones de pesos después, lo que hay es una obra negra grafiteada y un análisis costo-beneficio caduco. La promesa incumplida se pasa ahora a los candidatos a la gubernatura si es que no se inaugura este octubre como, otra vez, se prometió.

Ciudad de México, 26 de abril (SinEmbargo).– Los gobiernos priistas en Coahuila de Rubén Moreira Valdez (2011-2016) y Miguel Riquelme Solís (2017-actual) le deben a los habitantes de Torreón y Matamoros el Metrobús La Laguna que lleva una inyección al menos de 694 millones de pesos con la promesa de arrancar este próximo octubre, es decir con siete años de retraso, de acuerdo con el análisis costo-beneficio no actualizado desde 2019.

Mientras miles de laguneros aún se transportan en camiones viejos, contaminantes, con altas tarifas y servicio deficiente, del prometido transporte público que se entregaría en 2016, y luego en 2018, sólo se observaban pagos en exceso, estaciones grafiteadas, robo de luminaria o cámaras de seguridad y comercios afectados, dictaminó en junio de 2021 la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Sin actualizar el análisis de costo-beneficio, el Gobierno saliente de Coahuila ha informado que se modificaron las rutas intermunicipales y, ya instalado por fin el fideicomiso, comenzará a operar en octubre, incluyendo las obras deterioradas ya rehabilitadas.

En mayo de 2016, en el banderazo de las obras del Metrobús Laguna. En círculo, el entonces Gobernador de Coahuila Rubén Moreira y el Alcalde de Torreón, hoy Gobernador Miguel Riquelme. Foto: Facebook Miguel Riquelme.

“La obra anda por los 700 millones de pesos, pero he pedido por transparencia –nunca me lo han dado las autoridades– el costo que hemos tenido que pagar a partir de que la obra se dejó abandonada. El cálculo es que estamos hablando de 900 millones de pesos hasta la fecha y todavía faltan varias inversiones”, dijo en entrevista el Diputado independiente del Congreso de Coahuila, Rodolfo Walss Aurioles, uno de los principales críticos de lo que denominó “el Fraudebús”.

El proyecto demanda una inversión estatal, federal y privada de 2 mil 777 millones de pesos, dice el estudio costo-beneficio. En tiempos de campaña para gobernar Coahuila, el candidato de Morena Armando Guadiana se comprometió a concluir la obra con recursos federales y de la iniciativa privada. “La movilidad es un derecho y no un privilegio. Juntos haremos realidad el proyecto Metrobús de La Laguna, que lleva más de seis años inconcluso”, dijo en Torreón.

Por su parte, el abanderado de Va por México y puntero en las encuestas de Enkoll y Mitofsky, Manolo Jiménez, no ha mencionado algo hasta el momento sobre el entonces compromiso 116 del expresidente priista Enrique Peña Nieto.

Desde el 3 de mayo de 2016, el entonces Alcalde de Torreón Miguel Riquelme dio el banderazo para el Metrobús que prometió mejorar la forma de movilizarse a más de 180 mil usuarios al día. “Pronto será una realidad”, dijo. Las obras arrancaron en noviembre de ese año y ya como Gobernador justificó su retraso “por la pandemia”, aunque la obra comenzó a planearse y se registró en la Secretaría de Hacienda desde el 2014.

“No ha habido ningún argumento sólido que justifique este retraso, el proyecto es un fraude y ellos [Riquelme y Jiménez] lo saben. Desde el Congreso se les demostró que la pandemia no tuvo nada que ver porque debió haber iniciado operaciones desde finales de 2017 e inicios de 2018, no tiene nada que ver con la pandemia”, dijo Walss.

En marzo del año pasado el legislador fue detenido por la Policía Civil durante un recorrido del “Fraudebús”, un camión con los rostros de los mandatarios Rubén Moreira y Miguel Riquelme donde se cuestionan las irregularidades, aunque también señala como “principal responsable” a Gerardo Berlanga Gotés, quien era director de Obras Públicas en el Ayuntamiento de Torreón y Secretario de Infraestructura del Gobierno de Coahuila, durante la etapa de construcción.

“El Metrobús Laguna, ¡muy pronto!”, dice propaganda publicada por el entonces Alcalde de Torreón y hoy Gobernador de Coahuila Miguel Riquelme en mayo de 2016. Foto: Facebook Miguel Riquelme

Las obras inconclusas obstruyeron durante meses a los comercios y modificaron las rutas de camiones al oriente de Torreón: Nazas, Las Dalias y La Jolla. También se han presentado incidentes debido a la falta de señalización y de la colocación de ballenas de concreto y plástico, lo cual ha provocado accidentes de transeúntes y de vehículos motorizados.

Pero la principal obstrucción es al derecho a la movilidad digna. El arquitecto Gustavo Rodríguez de la Vega, académico en desarrollo metropolitano de la Universidad Iberoamericana Torreón, aseguró vía telefónica que es “urgente” un modelo de movilidad integral, seguro y sustentable que incluya el Metrobús, que debió tomar “dos años o máximo tres” de construcción y que beneficiaría a los más vulnerables.

PLAZO DE DOS AÑOS: INCUMPLIDO

En una primera etapa el Metrobús de La Laguna sería de 32.5 kilómetros entre Coahuila y Durango, con 29 estaciones, dos terminales en cada entidad, 160 autobuses y una CETRAM con una tarifa de entre seis y ocho pesos para 197 mil viajes diarios. Pero “por socialización y negociación”, en 2019 se modificó a 34.1 km, con 21 estaciones, una terminal (Oriente), 76 autobuses y dos CETRAM para 251 mil viajes diarios, de acuerdo con el análisis de costo-beneficio de abril de 2019.

Dos meses después, en un mitin en Gómez Palacio con la presencia del Gobernador panista José Rosas Aispuro, el Presidente Andrés Manuel López Obrador echó para abajo el proyecto del lado duranguense en Gómez Palacio y Lerdo tras una consulta a mano alzada ante peticiones de cancelar la obra; y el análisis costo-beneficio no se ha actualizado hasta la fecha, y los datos nuevos los informó el Gobierno estatal conforme avanzó el proyecto.

Pero las irregularidades en las obras no han faltado. Además de 856 mil pesos de pagos en exceso solo en 2020, “se realizó una inadecuada planeación” debido a que no cumplió con el plazo de dos años del proyecto, el cual debió concluir y entrar en operación en 2016; posteriormente se elaboró una actualización que consideraba concluir y entrar en operación en 2018, la cual “también se incumplió”, dictaminó en junio de 2021 la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Y concluyó: “El sistema no se encuentra en funcionamiento; por otra parte, los concesionarios a cargo de la obra con recursos privados y la operación no han concluido la terminal Nazas, ni se han instalado los sistemas de cobro, además de que aún no construyen la Terminal Oriente, ni se han adquirido los autobuses considerados en el proyecto, lo que pone de manifiesto que la entidad fiscalizada (Gobierno de Coahuila) no verificó que la ejecución de los trabajos se sujetara a los montos, términos y condiciones autorizados”.

Pruebas de transporte en la línea La Joya del Metrobús La Laguna a lo largo del bulevar Revolución en Torreón en octubre 2022. Foto: Gobierno de Coahuila.

Hasta finales de 2022 llegó la primera flota de autobuses y en febrero de 2023 iniciaron las adecuaciones en la segunda etapa de construcción de la Terminal Nazas que para su primera etapa implicó un contrato otorgado en 2019 por 69 millones de pesos.

El estudio costo-beneficio (no actualizado) había arrojado que hay rentabilidad del proyecto y los beneficios del Metrobús serían la reducción del tiempo promedio de viaje, con menores emisiones contaminantes y seguridad vial por el mantenimiento de unidades y capacidad de conductores, ya que “se realizaron recorridos de reconocimiento de los derroteros y evaluación del tipo de unidades con los que son operados, encontrándose mayormente un servicio deficiente y de baja calidad”.

Camiones viejos y contaminantes en las rutas de La Laguna. Foto: Análisis de costo-beneficio de Metrobús Laguna, abril 2019.
Pasajeros dentro de una ruleta en la Laguna. Foto: Análisis de costo-beneficio de Metrobús Laguna, abril 2019.

En la Zona Metropolitana Laguna, existe un alto número de desplazamientos por motivos de trabajo fuera del municipio de residencia. Los torreonenses realizan mayor número de viajes de trabajo al municipio de Gómez Palacio y en segundo lugar, fuera de la ZML. Los habitantes del municipio de Lerdo son lo que más acuden a otros municipios a laborar con un 28 por ciento, le siguen los de Matamoros con un 20 por ciento, los Gómez Palacio con 12 por ciento y finalmente de los habitantes de Matamoros solo un 4 por ciento acude a otro municipio a trabajar, documentaba el análisis costo-beneficio de abril 2019, antes de que se cancelara en Durango.

Dentro de la Zona Metropolitana de la Laguna, la tarifa de transporte público es de 8 pesos. Para rutas suburbanas o intermunicipales, que su recorrido sea más allá de los límites urbanos, van incrementando el costo dependiendo la localidad de destino, habiendo variaciones entre 15 y 30 pesos. El Gobierno de Miguel Riquelme aún no define la tarifa del Metrobús Laguna.

“Debemos apostar a una menor inversión en carreteras y vialidades para autos, tiene que haber más inversiones en espacio público, en áreas verdes que realmente hagan ciudad”, aseguró desde Torreón el arquitecto Gustavo Rodríguez.

Dulce Olvera

Reportera de temas de crisis climática, derechos humanos y economía. Egresada de la FCPyS de la UNAM.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

El País: Filtración revela que Sedena encubre abuso sexual y castiga denuncias

Portal Denuncias

El Festival de Cine Judío no. 20 llega con una selección de 10 filmes a seis ciudades

Portal Denuncias

Fever 333 se baja del cartel de Corona Capital; el festival anuncia dos nuevos actos

Portal Denuncias