Portal Denuncias
Sin categoría

Requisitos para pasar a la historia

“¿Qué reparos le pondríamos a Cervantes, a Shakespeare o a Dante?” Foto: Óscar de la Borbolla.

Cuando uno ve lo que se ha conservado del pasado, parece inevitable pensar que existe una especie de inteligencia humana que selecciona lo mejor de la cultura y de la civilización, y lo hace perdurar. ¿Qué objeciones podrían hacerse a lo que nos ha llegado de la Grecia clásica?, ¿quién en su sano juicio, tras conocer el puñado e tragedias de Sófocles (7 y unos pocos fragmentos de otras 3), no lamenta la pérdida de las mas de 100 tragedias, que también escribió Sófocles y que ya no llegaron a nosotros? ¿Qué reparos le pondríamos a Cervantes, a Shakespeare o a Dante? ¿Cómo no enorgullecernos por ese legado tan escrupulosamente seleccionado por todos y por nadie que sobrevive a las generaciones y a las épocas y que testimonia lo que ha sido la humanidad?

Contemplamos el tesoro que nos ha llegado del pasado y creemos que la supervivencia ha sido fácil. Sin embargo, hubo guerras, muchas guerras que destruyeron civilizaciones enteras, que vieron a las obras maestras de la arquitectura como montones de piedras para arrojar al enemigo, que fundieron estatuas para hacer cañones, que incendiaron bibliotecas y quemaron pinacotecas y, sobre todo, que dejaron a su paso esa pobreza que vuelve miserables a las personas, esa miseria que nos vuelve incapaces de apreciar lo valioso, porque las guerras que barbarizan a los pueblos.

Y entre las dificultades también hubo ideologías y religiones que consideraron impíos a los autores y a las obras, y encontraron en el fuego la manera de cerrarles el paso a la historia. Durante siglos se frenó el avance del conocimiento científico, creencias en lo que debe entenderse como bueno y como malo filtraron lo que llegó a nosotros. Cuando vemos el pasado, de hecho vemos lo que se salvó de los Santos tribunales encargados de defender el bien.

Y no solo eso, cuando vemos el pasado, lo que logramos ver es sólo la versión que mejor se ajustó a quienes tuvieron el poder. Otra memoria, otro pasado, otra humanidad sería si los vencedores hubieran sido otros y, seguramente, contemplaríamos con el mismo deleite otras obras y nos enorgulleceríamos de ser no esta, sino otra humanidad. La idea de que existe una inteligencia que selecciona lo mejor del pasado, es una idea falsa o, por lo menos, no tan incuestionable como se supone.

Las guerras y las ideologías terminan por imponer su punto de vista y eso es lo que nos ha llegado. Hoy asistimos a una nueva Inquisición: moderna por los artefactos de los que se vale (smartphons) y tradicional como la que prevaleció durante la dictadura de la iglesia. Una ideología que impone como criterio para conceder la vida el que los autores se ajusten a una determinada idea de bien que guarda una estrechísima relación con lo que hoy se denomina “políticamente correcto”.

Y lo más curioso es que el campo de la tecnología a los autores no se les filtra por su conducta moral, sus hallazgos se usan siempre que sean un buen negocio; en el campo de la cultura, en cambio, los autores son condenados al silencio porque infringieron la moral, lo mismo si se les descubre una acción perversa que sí emplean una palabra políticamente incorrecta. ¿Qué trascenderá a la historia? ¿Qué llegará al siglo XXII? Lo que ha pasado siempre: lo que los vencedores terminen imponiendo, ¿y nosotros? ¿Nosotros? Los nosotros del porvenir, como siempre, aplaudirán como focas.

Twitter @oscardelaborbol

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Inequidad de género persiste en AL: mujeres tienen menos acceso a educación y empleo

Portal Denuncias

“Fiscalía quiere echarle la culpa”, dice hermana de Luz Raquel; acusa revictimización

Portal Denuncias

El año que el COVID mermó – El 2022 cierra con el coronavirus controlado, pero con cautela frente a la nueva ola

Portal Denuncias