Portal Denuncias
Sombras de elementos del Ejército mexicano.
Sin categoría

Tamaulipas, otra tragedia – Luis perdió a su novia, a su hijo nonato y a un amigo en una lluvia de balas de la GN

El conductor dijo que los elementos de la Guardia Nacional comenzaron a disparar de manera abrupta, y que los disparos impactaron principalmente a los que viajaban en la parte posterior de la camioneta.

Por Alfredo Peña

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un hombre aseguró el lunes que la Guardia Nacional de México abrió fuego contra su camioneta tipo SUV en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, matando a su novia de 15 años, quien estaba embarazada, y a un amigo de 54 años, además de dejar a otras dos personas heridas.

El incidente se produce casi dos meses después de que una patrulla del ejercito mató a balazos a cinco hombres en Nuevo Laredo, una ciudad dominada por cárteles del narcotráfico. Cuatro soldados han sido acusados en relación al tiroteo del pasado 26 de febrero, el cual desató más críticas hacia la postura del Presidente Andrés Manuel López Obrador de darles más responsabilidades policiales a las fuerzas armadas.

Según la denuncia que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas presentó el lunes a nombre del conductor de la camioneta y las demás víctimas, las muertes ocurrieron el domingo en una carretera de Nuevo Laredo, que colinda con Laredo, Texas. El tiroteo cobró la vida de la joven y de su hijo no nato. Una mujer de 24 años continúa hospitalizada.

Según la denuncia — la cual fue dirigida a López Obrador, a los secretarios de Gobernación y de Defensa, y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos — el conductor se dio cuenta de que un vehículo de la Guardia Nacional comenzó a seguirlo.

El conductor dijo que los elementos de la Guardia Nacional comenzaron a disparar de manera abrupta, y que los disparos impactaron principalmente a los que viajaban en la parte posterior de la camioneta.

El denunciante, Luis Rodríguez Santiago, dijo que giró bruscamente hacia el otro carril de la autopista para esquivar los disparos, perdió el control del vehículo y chocó contra un muro de contención.

Rodríguez Santiago afirmó que, aunque estaba herido, intentó llegar hasta donde estaba su novia embarazada.

Los agentes le ordenaron que retrocediera o lo matarían, según la denuncia. Luego, los agentes subieron a su vehículo y dejaron el lugar.

Minutos después, otro vehículo de la Guardia Nacional se acercó y pidió ambulancias.

Un reporte policial sobre el incidente corrobora a grandes rasgos la versión del tiroteo incluida en la denuncia. El documento señala que los investigadores encontraron 83 casquillos percutidos en el lugar en el que terminó la camioneta después de chocar.

Más tarde en el hospital, los investigadores entrevistaron a la mujer de 24 años que resultó herida, Verónica Treviño, quien les dijo que los agentes empezaron a dispararles sin motivo aparente. Los ocupantes describieron las pickups blancas y los uniformes camuflados de color gris de la Guardia Nacional.

Otro de los ocupantes del vehículo dijo a los investigadores que posiblemente la Guardia Nacional perseguía a una camioneta repleta de hombres armados que huía luego de dispararle a la patrulla. Ese testigo dijo que mientras el vehículo de la Guardia Nacional rebasaba a la camioneta SUV durante su persecución, es posible que la camioneta haya chocado accidentalmente a la patrulla, haciéndole creer al elemento de la Guardia Nacional que era parte del ataque.

Las autoridades locales del estado de Tamaulipas aparentemente han turnado el caso a los fiscales federales, ya que involucra a fuerzas del orden federal.

López Obrador creó a la Guardia Nacional como su principal fuerza policial y ha intentado colocarla directamente bajo control de la Secretaría de la Defensa Nacional. La gran mayoría de los elementos de la Guardia Nacional proceden del Ejército, el cual además entrena a todos los reclutas.

Los grupos de defensa de los derechos humanos han criticado esa estrategia, la cual describen como militarización de la policía civil. Afirman que las fuerzas armadas no están capacitadas para realizar labores policiales y son propensas al uso de fuerza excesiva.

El incidente hace recordar la masacre del 26 de febrero a manos de soldados, la cual causó indignación porque los ocupantes de la pickup a la que los elementos del ejército dispararon aparentemente estaban desarmados.

Elementos de la Guardia Nacional. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos señaló en un reporte sobre el incidente del 26 de febrero que los soldados de cuatro vehículos patrulla habían seguido a la pickup durante las primeras horas de la madrugada basándose en una sospecha, y no siguieron los procedimientos adecuados.

Las patrullas del Ejército y la Guardia Nacional son frecuentes en Nuevo Laredo debido al enorme número de sicarios que trabajan para el Cártel del Noreste.

La ciudad también ha sido escenario de violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas armadas en ocasiones anteriores.

En 2021, la Marina de México entregó a 30 elementos a la fiscalía civil para enfrentar a la justicia por casos de personas desaparecidas durante operativos de combate a la delincuencia en Nuevo Laredo en 2014.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

VIDEOS: Huracán “Ian” inunda el suroeste de Florida; hay gente atrapada en sus casas

Portal Denuncias

VIDEOS: Empleados de fábrica de iPhones en China protestan por salarios; los golpean

Portal Denuncias

VIDEOS: Chocan 2 unidades del Metrobús en Reforma e Hidalgo; reportan 9 lesionados

Portal Denuncias