Portal Denuncias
Sin categoría

¿Cien años de PRI? – Coahuila podría ser el único estado sin transición: PT y Verde socavarán a Morena

Para la elección de Gobernador en Coahuila el Partido del Trabajo decidió no hacer alianza con Morena e impulsar la candidatura del exsubsecretario de Seguridad Ricardo Mejía, pese a que las últimas elecciones en la entidad y a nivel federal dejaron claro que al instituto político no tiene respaldo suficiente de la ciudadanía para ganar por su cuenta. Lo mismo hizo su otro aliado, el Partido Verde que irá junto a la Unidad Democrática con Lenin Pérez.

Ciudad de México, 11 de abril (SinEmbargo).– El Partido del Trabajo (PT) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que han mantenido su registro nacional gracias a sus alianzas con otras fuerzas políticas, han decidido no ir con Morena en Coahuila para respaldar a Ricardo Mejía Berdeja y Lenin Pérez, respectivamente, como sus candidato a Gobernador —como ya lo hicieron en 2021 en San Luis Potosí con Ricardo Gallardo— con lo cual complican que en esta entidad gobernada desde hace 100 años por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) haya transición.

En este caso, la ruta que han tomado los aliados de Morena ha dividido el voto sólo para ampliar la diferencia entre el puntero Manolo Jiménez, abanderado del PRI y los partidos Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD), y el morenista Armando Guadiana, quien resultó electo en el proceso interno de Morena. Tanto el PT como el Verde, por ejemplo, sí irán con Delfina Gómez en el Estado de México, la otra entidad que tendrá elecciones este año y en la que la candidata del oficialismo aventaja en las preferencias.

El escenario en Coahuila es diferente. La encuesta más reciente de Enkoll para El Universal, difundida este lunes, muestra precisamente cómo Manolo Jiménez arrancó la campaña en primer lugar con una preferencia efectiva de 46 por ciento, seguido de Guadiana, con un 37 por ciento, Mejía Berdeja, con 11 por ciento, y Lenin Pérez, del Verde, con un 6 por ciento.

Ricardo Mejía es el candidato del PT al Gobierno de Coahuila. Foto: Facebook, Ricardo Mejia Berdeja.
El candidato del Verde, Lenin Pérez.

Es decir, tan sólo el respaldo hacia Mejía Berdeja —quien contendió por la candidatura de Morena sin éxito— sería suficiente para situar al Senador con licencia Armando Guadiana en primer lugar, eso sin contar con los puntos sumados por el otro aliado de Morena, el Verde, que apuntalaría al oficialismo en la cima, de acuerdo con lo que arrojan estas cifras.

Otras encuestas corroboran cómo se ha dividido el voto de la 4T en Coahuila. Las últimas mediciones de El Financiero y Reforma, por ejemplo, dan la ventaja a Jiménez con 44 por ciento y 51 por ciento de la intención de voto efectivo respectivamente; al candidato de Morena, Armando Guadiana Tijerina, lo colocan en segundo lugar con 42 por ciento y 33 por ciento de las preferencias. Muy por detrás se ubica el exfuncionario federal Mejía Berdeja, quien suma 7 y 11 por ciento en cada encuesta, justamente los puntos que separan a los punteros. Y hasta el final de las mediciones, Lenin Pérez, con 7 y 5 por ciento.

De las dos candidaturas de los aliados de Morena, la de Ricardo Mejía es clave puesto que se comprometió en un principio a respetar los resultados de la encuesta interna que favorecieron a Armando Guadiana, algo que no cumplió y que dio paso a su renuncia a la Subsecretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana en enero. Berdeja no se afilió al PT y sigue celebrando la gestión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero al mismo tiempo se ha pronunciado en más de una ocasión contra el proceso de elección del partido guinda.

El 16 de enero, después de cuestionar la salida de Mejía Berdeja porque no le dio “ni el adiós, nada más me mandó un papel”, el Presidente López Obrador reclamó desde su conferencia mañanera el uso de su nombre. “Yo apoyo a quien triunfa de manera democrática, mediante el levantamiento de una encuesta”, sostuvo.

https://www.youtube.com/watch?v=oRkodTGW2M

Coahuila ha sido gobernado durante casi 100 años por el PRI, ahora la división causada por el PT y Mejía Berdeja, a lo cual se suma la propia candidatura del Verde, reduce la posibilidad de romper ese poder hegemónico. En ese sentido, Armando Guadiana aseguró en enero en entrevista para Los Periodistas, programa de SinEmbargo Al Aire, que las acciones del ahora exfuncionario sólo beneficiarán al PRI. Pero en el mismo espacio, el ahora candidato del PT descartó dividir el voto.

“Vamos a ir por el voto de todos, nosotros representamos a una opción que convence a todos los sectores, clases medias, incluso gente del PAN que no está de acuerdo con la alianza, ciudadanos que tampoco les llena el ojo el prospecto del PRI que es parte del moreirato, hay un realineamiento político, me parece que es una lectura inicial decir ‘se va a dividir’ como si todo el mundo fuera dueño de los votos, no, hay nuevos actores y la gente va a optar por un abanico de opciones más amplio”, dijo Ricardo Mejía a Álvaro Delgado y Alejandro Páez.

El pasado 25 de marzo, cuando formalizó el registro de su candidatura ante el Instituto Electoral de Coahuila, descartó dejar la contienda para apoyar a otro candidato.

“No [voy a declinar], solo que me maten. Yo no voy a declinar nunca y voy a ganar la elección”, dijo a medios.

Pese a la intención de vencer al PRI en Coahuila por sí sólo, los resultados electorales de 2017, cuando se renovó la gubernatura estatal por última vez, muestran que las posibilidades del PT para ganar son casi nulas.

En esos comicios, a poco más de una semana de la votación José Ángel Pérez, abanderado del partido, declinó a favor de Morena, cuyo candidato era, como ahora, Armando Guadiana.

El PT fue el sexto más votado en las elecciones estatales, por debajo del candidato independiente José Ángel Pérez Hernández, el PRD y el Verde Ecologista, estos dos últimos sus aliados.

Ese año fueron más las personas que anularon su voto que quienes eligieron en las urnas al PT. De acuerdo con datos del Instituto Nacional Electoral (INE), el partido sumó 18 mil 833 sufragios, el 1.52 por ciento a nivel estatal, y se anularon 21 mil 977 votos, es decir, el 1.77 por ciento.

La presencia del PT fue tan baja que en 10 municipios obtuvo menos de 15 votos; en el caso de Candela, por ejemplo, no registró ninguno, y en Guerrero sólo uno.

Entre las fuerzas políticas a nivel nacional, el partido fundado en 1990 ocupa el quinto lugar con el padrón electoral más amplio, con 448 mil 492 personas afiliadas, según los datos verificados por el INE hasta 2020. Pero más allá de la cifra de militantes, en la práctica, respaldar la carrera política de Andrés Manuel López Obrador le ha permitido conservar el registro como partido.

Los últimos 23 años el PT ha sido un aliado de López Obrador, primero durante su paso por el PRD y ahora en Morena; desde entonces el partido usa la imagen del político en su propaganda y promoción de candidatos.

Alberto Anaya Gutiérrez, dirigente del PT desde su fundación, presume que el instituto político es el único que ha apoyado al político “en todo su camino para llegar a la Presidencia de la República, pues desde el año 2000 lo acompañó como candidato a Jefe de Gobierno de la hoy Ciudad de México y después en tres ocasiones como candidato a la Presidencia de la República”, como expuso en un comunicado difundido en 2020.

Ricardo Mejía aseguró que su candidatura con el PT es ciudadana porque no renunció a Morena. Foto: Facebook, Ricardo Mejia Berdeja

Esa cercanía con el Jefe del Ejecutivo y Morena le permitió mantenerse como partido nacional después de las elecciones federales de 2021, donde obtuvo el porcentaje más bajo de todos los partidos que conservaron el registro federal con el 3.25  por ciento de los votos, es decir, sólo 0.25 por ciento arriba de lo que obliga la ley para conservarlo.

Aunque en esa elección no ganó ninguno de los 117 distritos en los que compitió de manera independiente y fue el instituto político que menos votos aportó a la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PVEM) –con menos del 20 por ciento de los sufragios–, pudo ganar la gubernatura de San Luis Potosí sin el partido guinda y en alianza con el candidato del PVEM, Ricardo Gallardo Cardona.

La alianza entre el PT, Morena y el Verde Ecologista volvió a quedar clara a finales del 2022, cuando los senadores aprobaron cambios a la Reforma Electoral impulsada por López Obrador que, aunque no se concretaron, contemplaban una “cláusula de vida eterna” para salvar a los partido en caso de que no obtener votos suficientes para mantener el registro y las prerrogativas.

Y aunque en estas elecciones el PT y el Verde optaron por no aliarse a Morena en Coahuila e impulsar por su cuenta al exsubsecretario Ricardo Mejía, sí competirán en coalición por la gubernatura del Estado de México con la candidata Delfina Gómez Álvarez.

Montserrat Antúnez Estrada

Periodista y editora. Feminista. Comprometida con comunicar temas sobre acceso a la justicia y derechos humanos. Trabaja por un periodismo con perspectiva de género y que respete la dignidad de las personas.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Ye, el rapero que vino a menos por sus comentarios antisemitas y posición política

Portal Denuncias

Córdova: INE ve con entusiasmo “que la ciudadanía valore y defienda la democracia”

Portal Denuncias

FMI prevé crecimiento global inferior a 3% en 2023; pobreza y hambre podrían aumentar

Portal Denuncias