Portal Denuncias
Sin categoría

Tapiocas – SinEmbargo MX

Tapioca. Foto: Shutterstock.

Las Tapiocas son juegos de palabras e imágenes sobre comida, en homenaje a las sendas “Greguerías” de don Ramón Gómez de la Serna. Son juegos de palabras e invenciones diversas para iluminar poéticamente el fenómeno gastronómico en u orden social, cultural.

Un plato comienza muy lejos de una mesa, más allá de sembradíos y de los rastros.: viene desde el genio de los pueblos. / Cocineros quienes prodigan placer: mensajeros de eros. / La cocina no sólo transforma la materia en los calderos: transforma espíritus con su fuego. / La cocina no es un laboratorio: es un punto de encuentro sanatorio. / Lugo del alimentarse para sobrevivir, viene el saber comer para saber vivir. / Cocinar: alquimia del ser sobre el hierro: sueños caldeados en agua, tierra, aire y fuego. / La destreza culinaria no proviene de los utensilios: de siglos de magia y hechizo. / Cocinero pedestre: sigue una receta al pie de la letra. / La cocina: sexo oral. / La cocina es un fuego que no se sofoca: es más, se propaga de boca en boca. / Mientras unos se preguntan si cocinar es arte o una artesanía, les comen el mandado los amantes de la vida. / Platillo para vivos: pathos laqueado de deseo. / Un comensal nunca es pan comido. / La cocina no tiene que ver con lo colmado sino con lo soñado como dorado. / Lleva con claridad tu cocina: no con la cabeza en la harina. / Hogar viene de hogaza. / Si no amas, no cocines. / Festina lentejas. / No hay festines frívolos: son simbólicos, divinos o míticos. / La cocina es justicia: guisa a guisa de escasez o carestía. / Era un cocinero económico: sus platillos no tenían desperdicio. / Desayuna como un príncipe, come como un rey y cena como un Dios: por favor. / La cocina no es cosa de clases sociales, cosa de seres puros o impuros: es cosas de sensibilidades. / Una cocina no tiene que ver con el dinero: hay platos pobres para ricos y platos ricos para pordioseros. / Responsabilidad de anfitriones: albergar fuego en los corazones. / No se mezclan penas y placeres cuando hay viandas en manteles. / No pongas la mesa: pon la despensa. / Como los caldos, los cocineros se reducen con el tiempo: se acendran, se concentran. / Comensal, pon de tu parte: quita esa cara de vinagre. / Delantal: disfraz para cocinar. / Cuando mueras te conservaré en salmuera. / Felicidad: comer a tu lado por la eternidad. / Quien ama la cocina no tima: y además perdona y olvida. / No te mima si te cocina: si en verdad te cocina te ama, te da su vida. / Cocinero: mago quiza, pero no embustero. / Un cocinero no hace platillos: se hace a sí mismo. / Era un chef precoz: cocinaba al primer hervor. / Siempre hay algo nuevo que prender. / No seas sectario: comparte tu recetario. / La cocina: cuarto de máquinas en el barco de vapor. / Ni la cocina doméstica ni la cocina profesional: la cocina como crimen pasional. / Cocinar es imaginar: se amorcilla el cocinero que deja de inventar. / No hay tal método tradicional: la cocina se aliña con la libertad. / Sazón: tesón: el que cocina se empecina. / Cocinero decidido: lleva la sartén por el mango al rojo vivo. / Los cocineros se aman a la plancha. / La cocina es masoquista: requiere, de vez en vez, de flamas violentas. / Prefiero a los críticos de Tripa Advisor / La cocina no tiene que ver con lo colmado sino con lo soñado como dorado. / Lleva con claridad tu cocina: no con la cabeza en la harina. / Hogar viene de hogaza. / Cocina: fogón para los vuelcos del corazón. / Me importas un pimiento. Miento: me importas un sorbete. Vete. / Te amo: quiero que pongas toda tu carne en mi asador. / Amaranto: de amar tanto. De la alegría, el amo. / Te amo: quiero meter mi cuchara en tu sopa. Te amo: cómeme. Te amo: glaséame. / Un bolillo ahí solito, es triste, pero cierto. / No dudes de quien no sepa cocinar: hazlo de quien no quiera comer bien: tampoco sabrá soñar. / Hazte un bien: come bien. / Comer bien: no importa qué o cómo sino con quién. / Platillo hermoso: platillo discreto: mimo cariñoso, escarceo secreto. / La cocina es pasión: el amuse-gaule, el psicolabis, bocado previo a hacernos el amor. / Antes del lecho: buen provecho. / Cocinar: burlar a la muerte, endulzar los días en este muladar.

 

 

 

 

Antonio María Calera-Grobet

(México, 1973). Escritor, editor y promotor cultural. Colaborador de diversos diarios y revistas de circulación nacional. Editor de Mantarraya Ediciones. Autor de Gula. De sesos y Lengua (2011). Propietario de “Hostería La Bota”.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Gobernador DeSantis critica a AMLO por tener a “cárteles fuera de control” en México

Portal Denuncias

El precio de la verdad

Portal Denuncias

La batalla por la capital – “Corcholatas” se abren paso en Morena, y la oposición suma que suma nombres, en CdMx

Portal Denuncias