Portal Denuncias
Sin categoría

El polémico negociazo del streaming musical

“En México faltan estudios recientes, pero la base de usuarios con acceso a plataformas digitales que realizan un pago de manera periódica alcanzó 13 millones de suscripciones al segundo trimestre de 2021”. Foto: Especial.

El sino del escorpión inició su largo camino de consumo musical desde finales de los años sesenta, cuando compró su primer disco importado de vinilo, para pasar luego a los memorables casets de los años setenta y ochenta, de ahí, dar el salto cuántico al Disco Compacto de los noventa, a las memorias portátiles del nuevo siglo y, desde 2010, a la utilización del streaming musical en alguna de las variadas plataformas a disposición de los usuarios por una cuota mensual. Cual poética paradoja, el alacrán atestigua ahora la vuelta al vinilo, tan revalorado hoy que los músicos insisten incluso en grabar en estudios con cintas de carrete, apreciadas por su mayor fidelidad, “calidez” y susceptibilidad a la creativa imperfección humana, aspectos olvidados por las impolutas y perfectas grabaciones digitales.

Este viaje sonoro viene a cuento a raíz de la publicación realizada esta semana por los hermanos Santiago y Luis Auserón, fundadores del memorable grupo de rock español Radio Futura (¿quién no bailó Escuela del calor, A cara o cruz o Veneno en la piel?), de un “Informe” en torno al negocio de la música digital, documento cuyas afirmaciones agitaron las aguas musicales al menos en Iberoamérica. Firmado por decenas de autores españoles, la publicación inicia una campaña de información y debate público sobre la situación actual de la industria de la música, que, aseguran, “por la reorientación de sus actividades en el mercado digital se ha transformado en un freno para la actividad artística y para la evolución cultural de nuestra sociedad”, (¡tómala, barbón!).

Como se ha repetido hasta el aburrimiento, el cambio tecnológico ha sacudido todas nuestras certezas también en el ámbito y los espacios de la cultura y las manifestaciones artísticas. La reproducción de libros digitales (y su distribución “clandestina” en PDF), la digitalización de obras plásticas y su reventa como nuevo producto procesado digitalmente, así como la reproducción de películas y videos a través de plataformas streaming, han generado cambios vertiginosos y disruptivos aún en proceso de asimilación tanto por los productores como por los consumidores. En el terreno de la música, el cambio ha sido tan disruptivo y ha encontrado tan impreparados a todos los protagonistas de esta actividad, que, en tanto las sociedades dilucidan, procesan, regularizan y norman legalmente la producción, grabación, distribución y consumo de música, quienes han salido ganando, otra vez, han sido las grandes corporaciones discográficas, en concreto Sony, Warner y Universal, según precisa el documento de los roqueros hispanos.

Santiago y Luis Auserón. Foto: Facebook.

El consumo de audio por streaming se ha convertido en la principal vía de acceso a contenidos musicales y, a a escala mundial, es la principal fuente de ingresos de toda la industria musical. En México faltan estudios recientes, pero la base de usuarios con acceso a plataformas digitales que realizan un pago de manera periódica alcanzó 13 millones de suscripciones al segundo trimestre de 2021, según Competitive Intelligence Unit (The CIU). “La frecuencia de acceso registra un promedio de 5.6 días a la semana. De este universo de suscritos, 67 por ciento ingresa todos los días, mientras que 26 por ciento lo hace dos veces por semana, 6 por ciento únicamente una vez a la semana y 1 por ciento cada dos semanas. Estas métricas, además de confirmar la preferencia por los contenidos musicales y podcasts, sobresale porque deja ver la intensificación en la frecuencia de acceso resultante del confinamiento durante la pandemia, así como la mayor disponibilidad de tiempo en casa.

Según confirma el investigador Ernesto Piedras, integrante de The CIU, Spotify continúa por mucho como el primer lugar entre las plataformas de audio, pues cuenta con el 85.8 por ciento de los suscriptores totales como resultado de su abundante oferta de contenidos y la posibilidad de escuchar música gratuita con anuncios, o bien sin anuncios en la modalidad de paga, así como por su temprana incursión en el mercado. Muy por abajo se ubican Google Play Music/YouTube Music (3.1 por ciento), Apple Music (3.0 por ciento) y Amazon Prime Music (1.7 por ciento), y el restante 6.4 por ciento atomizado entre una gran variedad de plataformas como Deeezer (1.6 por ciento).

El panorama mundial también está regido por estos “jugadores”, como les gusta decir a los periodistas de negocios, y precisamente contra toda esta estructura se manifiesta el Informe de los hermanos Auserón. El alacrán puntualiza brevemente este análisis elaborado por los españoles.

1.- Los medios de comunicación de mayor alcance inciden en la repetición de música comercial o en las producciones de interés mercantil inmediato regidas por el cálculo de audiencias.

2.- Las grandes compañías todavía llamadas “discográficas” se limitan a difundir digitalmente el fondo pasivo de sus catálogos y controlan con las plataformas los acuerdos de retribución a los músicos creadores, que sólo alcanzan beneficios cuando producen la música que responde a los algoritmos masivos autoprogramados.

3.- Este modo de condicionar el gusto musical, particularmente el de los más jóvenes, está acelerando una perdida cultural de gran calado.

4.- Las grandes corporativas disqueras están adquiriendo los derechos de autor de los artistas más famosos sin invertir en nueva música. El valor de esos catálogos declina en manos de las plataformas de streaming y fomenta las pérdidas en la adquisición de formatos físicos. El gasto del consumo se ha reorientado hacia los soportes técnicos (lap-top, teléfono inteligente, iPad), alimentados por streaming, lo cual ha hecho que el consumo musical sea mayor que nunca en la historia. Ese dinero va a las compañías discográficas que sólo invierten en la distribución digital de su material en las plataformas. Un material en la mayoría de los casos controlado por ellas a perpetuidad.

5.- Los derechos de reproducción de esos catálogos se establecieron en otro contexto y con otros mecanismos de difusión hace muchos años y no se han actualizado. La nueva distribución digital produce enormes ganancias a las discográficas mientras la relación con los artistas sigue basándose en viejos y obsoletos contratos no actualizados.

6.- Se requieren nuevos contratos que contemplen la distribución de la obra de los artistas por vías digitales y actualicen sus términos. Esta industria, en lo que respecta a la relación con los artistas productores, no puede seguir funcionando sin considerarlos y retribuirlos adecuadamente. Los artistas ya son, con las discográficas, copropietarios de sus obras.

Radio Futura. Foto: Facebook.

Estos son sólo algunos aspectos relevantes del citado Informe sobre la situación de la industria musical digital actual, dado a conocer esta semana en España. En la Unión Europea y en Gran Bretaña se trabaja también en una regularización de este mercado que, como siempre, ha dejado desprotegidos a los artistas y creadores frente a los corporativos musicales. En México, parece no darse aún una discusión abierta al respecto. El escorpión se pregunta qué hace la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), además de su comida anual y de procesar burocráticamente el pago de regalías a sus miembros. ¿Alguien sabe?

Alejandro De la Garza

Alejandro de la Garza.
Periodista cultural, crítico literario y escritor. Autor del libro Espejo de agua. Ensayos de literatura mexicana (Cal y Arena, 2011). Desde los años ochenta ha escrito ensayos de crítica literaria y cultural en revistas (La Cultura en México, Nexos, Replicante) y en los suplementos culturales de los principales diarios (La Jornada, El Nacional, El Universal, Milenio, La Razón). En el suplemento El Cultural de La Razón publicó durante seis años la columna semanal de crítica cultural “El sino del escorpión”. A partir de mayo de 2021 esta columna es publicada por Sinembargo.mx

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Corea del Norte dispara nuevo misil balístico; EU y Seúl preparan maniobras conjuntas

Portal Denuncias

FOTOS: En familia con Chabelo marcó por 48 años a generaciones de niños

Portal Denuncias

VIDEO: Tráiler se queda sin frenos e impacta caseta y autos en la Autopista del Sol

Portal Denuncias