Portal Denuncias
Sin categoría

La guerra sucia de la ultraderecha española contra migrantes y musulmanes en Twitter

Los partidarios de “Reconquista” a menudo publican banderas españolas en sus perfiles, y elogian abiertamente al dictador fascista Francisco Franco; con frecuencia se refieren a los musulmanes como moros o usan fotografías del expresidente estadounidense Donald Trump como su foto de perfil.

Por David Klepper

WASHINGTON, 9 de mayo (AP).— La persona que opera la cuenta de Twitter dice ser un fundamentalista islámico que vive en España, siente empatía por los extremistas violentos y añora los días en que los musulmanes gobernaban el país hace más de seis siglos.

Sus opiniones son tan falsas como la cuenta, parte de un intento descoordinado e informal de los nacionalistas de extrema derecha en España para usar las redes sociales con el fin de provocar fervor antimusulmán y antimigrante, y socavar la fe en la democracia multicultural del país. En algunos casos, aprovechan las reglas laxas de Twitter para difundir mensajes de odio y amenazas de violencia, mientras que en otros, se hacen pasar por musulmanes como una forma de denigrar a los verdaderos seguidores del islam.

Al aprovechar el poder de las redes sociales para comunicar, coordinar y evangelizar, quienes están detrás del movimiento llamado “Reconquista” confían en el mismo manual de tácticas utilizado por los extremistas de ultraderecha en Estados Unidos, Brasil y otros países, que han usado las redes sociales para expandir su poder y reclutar seguidores nuevos.

Reconquista también usa la misma retórica de los grupos de extrema derecha en Estados Unidos e incluso algunos de los mismos memes en línea, incluido Pepe the Frog (la rana Pepe), un anfibio dibujado burdamente que se ha convertido en la mascota de los grupos supremacistas blancos y antigubernamentales estadounidenses. En un meme de “Reconquista” se ve a Pepe vestido con el atuendo de un conquistador español del siglo XVI.

Varias personas encienden velas el 26 de enero de 2023 junto a un monumento conmemorativo en honor del sacristán de una iglesia asesinado el 25 de enero en Algeciras, en el sur de España. Foto: Juan Carlos Toro, AP.

Al igual que en Estados Unidos y otros países, los nacionalistas españoles han aprovechado los debates sobre los derechos de las personas trans, difundiendo afirmaciones engañosas sobre la explotación infantil y supuestas conspiraciones para erradicar la idea de género. También han criticado el feminismo, las gestiones para hacer frente al cambio climático, las vacunas contra la COVID-19 y el apoyo a Ucrania tras la invasión de Rusia.

La notable superposición de tácticas e intereses no es una coincidencia, sino que refleja cómo los grupos de extrema derecha en muchos países aprenden unos de otros y copian los éxitos de los demás, dijo Joel Finkelstein, cofundador del Instituto de Investigación del Contagio a través de Redes, un grupo de Princeton, Nueva Jersey, asociado con la Universidad Rutgers en el Laboratorio de Contagio a través de Redes, un centro educativo y de capacitación enfocado en las amenazas cibernéticas.

El instituto publicó un reportaje sobre “Reconquista” esta semana. La primera en reportar los hallazgos fue The Associated Press.

“Esta es una receta para el desastre”, dijo Finkelstein a la AP. “En todo el mundo estamos viendo manifestaciones diferentes del mismo tipo de problema. Todas las banderas son distintas, pero es notable lo similares que son los memes”.

El partido de ultraderecha Vox convocó caceroladas contra el ejecutivo de izquierdas. Foto: Twitter @EstherSMate

Una preocupación, agregó Finkelstein, es que la retórica pudiese derivar en violencia en el mundo real.

“Reconquista” toma su nombre de la exitosa iniciativa de los gobernantes cristianos para reconquistar grandes regiones de la península ibérica de sus gobernantes islámicos y expulsar a los musulmanes durante la Edad Media. Es un término adoptado por algunos de la extrema derecha, quienes ven su oposición al islam y a los migrantes como una especie de secuela de origen divino de ese conflicto sangriento que duró siglos.

La retórica antimusulmana de las cuentas vinculadas a “Reconquista” creció enormemente después de que un marroquí atacó dos iglesias católicas en la ciudad sureña de Algeciras en enero, matando a un sacristán e hiriendo a un sacerdote. El hombre, un migrante, está ahora encarcelado en el pabellón psiquiátrico de una prisión española a la espera de los resultados de una investigación judicial. Las autoridades creen que actuó solo.

Muchas de las amenazas violentas contra los musulmanes que se difundieron en Twitter tras el ataque violaron las reglas de la plataforma, y en algunos casos la red social sí actuó para eliminar el contenido o suspender al autor. Pero con frecuencia, quienes estaban detrás de esas publicaciones simplemente crearon una cuenta nueva días después de ser suspendidos.

El partido Vox de extrema derecha ayudó a popularizar “Reconquista” en línea, y usó el término repetidamente en tuits previos a las elecciones de 2019. Vox, cuyos miembros expresan puntos de vista fuertemente opuestos a la migración, tiene ahora 52 escaños —el tercer número más grande— en el Congreso de los Diputados de España, de 350 miembros. La cuenta de Twitter del partido fue suspendida brevemente en 2020 por acusar a sus críticos de promover la pedofilia, y nuevamente en 2021 por incitar al odio contra los musulmanes.

El líder del partido, Santiago Abascal, ha hecho varias referencias a la “Reconquista”, como hizo el año pasado en un tuit.

“Hoy es el aniversario de la reconquista de Granada, recuerdo imborrable del día en que se concluyó la recuperación de todo el territorio nacional tras ocho siglos de invasión islámica”, escribió.

Los partidarios de “Reconquista” a menudo publican banderas españolas en sus perfiles, y algunos elogian abiertamente a Francisco Franco, el dictador fascista cuyo Gobierno terminó hace más de 40 años. Con frecuencia se refieren a los musulmanes como moros, un término histórico obsoleto que describía a los musulmanes del norte de África. Uno usa una fotografía del expresidente estadounidense Donald Trump como su foto de perfil.

“Si querer a España es ser facha, pues soy muy facha”, dice la biografía en Twitter de un partidario de “Reconquista”, quien usa un término español para el fascismo.

“Al estilo reconquista, pero no sólo sacaría a los moros, sino también a quienes les abrieron las puertas”, escribió otro.

España respondió a los intentos por rehabilitar el legado de Franco al aprobar una Ley el año pasado que convertía en delito glorificar al dictador. En 2019, el cuerpo de Franco fue exhumado de una tumba en el Valle de los Caídos, un grandioso complejo conmemorativo construido por los fascistas. Fue enterrado de nuevo en un cementerio cercano.

Los grupos de extrema derecha en varios países han intentado modificar la comprensión del público de eventos como el Holocausto, la esclavitud y, más recientemente, el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio de Estados Unidos. Al ignorar los detalles de la reconquista histórica o la dictadura de Franco, “Reconquista” busca legitimar sus propios puntos de vista contrarios a la migración como valores españoles tradicionales, según Marc Esteve Del Valle, profesor de la Universidad de Groningen en Holanda, quien ha estudiado el uso que “Reconquista” hace de Internet.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su intervención por video en el evento "Viva 22" de Vox.
El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su intervención por video en el evento “Viva 22” de Vox. Foto: Europa Press

En ese sentido, Internet no es sólo un lugar donde los partidarios de “Reconquista” se encuentran unos a otros y comparten información, sino un método para moldear la opinión pública y la política.

“Las redes sociales son herramientas para organizar, para movilizar. Es donde vive el movimiento”, dijo Esteve Del Valle.

Twitter ha reducido drásticamente su personal centrado en descubrir información errónea, desinformación, discursos de odio y contenido extremista desde que Elon Musk la adquirió. La empresa no respondió a los mensajes solicitándole comentarios sobre “Reconquista”.

En años recientes, varios grupos de extrema derecha organizados informalmente han utilizado las redes sociales de manera similar.

El expresidente Trump envió un mensaje durante el evento organizado por Vox “Viva 22”, en Madrid. Foto: Jesús Hellín, Europa Press

En Italia, un grupo antivacunas conocido como V_V (por la película “V de Vendetta”) ha usado Telegram para amenazar a enfermeras, médicos y otras personas involucradas en las labores para salvar vidas durante la pandemia de la COVID-19. En Alemania, un grupo similar conocido como Querdenken utilizó Facebook para fomentar la violencia contra los partidarios de las vacunas hasta que fue expulsado de la plataforma. En Brasil, los partidarios del expresidente Jair Bolsonaro conspiraron en redes sociales antes del violento ataque de enero en Brasilia.

Y en Estados Unidos, las redes sociales desempeñaron un papel crucial en la incitación a los disturbios mortales en el Capitolio federal, y son utilizadas ahora por los partidarios de Trump en un intento por encubrir lo ocurrido ese día.

El propio Trump ha ayudado a construir puentes entre algunos de los grupos, como cuando elogió a Vox durante un mensaje de video presentado en un mitin el año pasado.

“Tenemos que asegurarnos de proteger nuestras fronteras y hacer muchas cosas conservadoras muy buenas”, dijo Trump a la multitud. “España es un gran país y queremos que siga siendo un gran país. Así que felicidades a Vox por tantos mensajes geniales que ustedes envían a la gente de España y a la gente del mundo”.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

EU etiqueta a AMLO: Narcopresidente

Portal Denuncias

Un sismo de 5.1 de magnitud remece a la CdMx; no ameritó Alerta Sísmica: Sheinbaum

Portal Denuncias

Israel: Ministro de Defensa es despedido por oponerse a reforma; surgen protestas

Portal Denuncias